954 53 47 79
Suscríbete a nuestra newsletter

Ortodoncia Invisalign

El tratamiento Invisalign consiste en una serie de alineadores prácticamente invisibles y extraíbles que se cambian cada dos semanas por un nuevo juego de alineadores. Cada uno de estos se fabrica específicamente para tus dientes.

Conforme vayas cambiando de alineadores, tus dientes se irán moviendo, poco a poco, semana tras semana, hasta que estén alineados y en la posición final prescrita por el odontólogo.

Además, un plan de tratamiento virtual 3D (gracias al software ClinCheck) te muestra los movimientos que seguirán tus dientes durante el tratamiento. Esto te permite saber desde el principio el aspecto que tendrán tus dientes al final del tratamiento. A partir de los resultados del programa ClinCheck, se fabricarán los alineadores transparentes y hechos a medida, específicamente para ti.

Si estás preparado para una sonrisa que cambiará tu aspecto, Invisalign es la respuesta que estabas esperando. Aunque existen muchas opciones en el mercado, no hay ningún tratamiento tan cómodo como Invisalign.

Invisalign es la mejor manera de transformar tu sonrisa sin alterar tu vida cotidiana. Comprueba los beneficios de Invisalign que te presentamos a continuación:

  • A medida: los alineadores se fabricarán a medida para tus dientes a partir del diagnóstico del odontólogo.
  • Eficaz: los beneficios de una sonrisa mejorada se perciben desde el inicio del tratamiento.
  • Cómodo: Invisalign es cómodo ya que no hay ni brackets ni alambres que puedan irritar tus encías o el interior de tu boca.
  • Transparente: los alineadores son prácticamente invisibles y no se nota que se está siguiendo el tratamiento.
  • Removible: los alineadores se pueden extraer para comer, beber, cepillarse los dientes y pasarse el hilo dental.

Es fácil darse cuenta de que una sonrisa alineada y equilibrada de color blanco perla reluciente queda fenomenal. Pero, con frecuencia, una sonrisa perfecta estéticamente también es una sonrisa sana. Por eso, si miras las cosas desde el punto de vista de la salud, comprenderás los beneficios adicionales que tiene una sonrisa adecuadamente alineada.

  • Encías más sanas: en el caso de dientes apiñados o excesivamente separados, se pueden presentar signos de enfermedades periodontales, como encías inflamadas e irritadas. Los estudios clínicos han demostrado que, cuando los dientes están adecuadamente alineados, la salud de tus encías mejora. Además, como puedes cepillarte los dientes y utilizar hilo dental con total normalidad, puedes evitar más fácilmente la aparición de caries y enfermedades relacionadas con las encías.
  • Mejor higiene bucal: debido a que la naturaleza extraíble de Invisalign te permite mantener una buena higiene bucal, también puede reducir la probabilidad de acumulaciones de placa, caries y enfermedades de las encías.
  • Masticar y hablar mejor: el tratamiento Invisalign puede mejorar ambos problemas al proporcionarte dientes mejor alineados y un mejor encaje de los mismos.

Diseñado individualmente para adaptarse a tus necesidades. Una vez que el odontólogo determine que Invisalign es un tratamiento adecuado para ti, elaborará un plan de tratamiento detallado a partir del cual se fabricarán los alineados prácticamente invisibles y a tu medida. Descubre a continuación los sencillos pasos que tú y tu odontólogo daréis juntos en el viaje hacia tu nueva sonrisa.

Paso 1: Consulta inicial

En la primera consulta, el odontólogo te hablará de los problemas que presentan tus dientes y analizará qué tipo de resultados espera conseguir. Si Invisalign es adecuado para ti, se preparará un plan de tratamiento teniendo en cuenta tus objetivos. El odontólogo tomará fotografías y radiografías de tus dientes y las enviará a los laboratorios de Invisalign para su procesamiento.

Paso 2: Plan de tratamiento

Las impresiones de tus dientes se digitalizarán par que el odontólogo pueda analizar la imagen digital tridimensional de tu dentadura (simulación ClinCheck). El odontólogo prescribirá y revisará el movimiento preciso de los dientes a lo largo de tu plan de tratamiento personal. Podrás ver una representación virtual de tus dientes antes, durante y después del tratamiento Invisalign, que te permitirá saber cómo se espera que quede tu sonrisa al acabar el tratamiento.

Paso 3: Alineadores a medida

Una vez que tú y tu odontólogo hayáis acordado el plan de tratamiento, se fabricarán los alineadores a tu medida, que tendrás que llevar durante unas dos semanas antes de cambiar al próximo juego. El número total de alineadores cambia para cada persona.

Paso 4: Proceso de tratamiento

Es necesario que lleves los alineadores de día y de noche, excepto al comer, cepillarte los dientes o utilizar el hilo dental, si quieres acabar el tratamiento en la fecha acordara con el odontólogo. Deberá ir a la consulta cada 4 a 6 semanas para llevar un control de tu progreso y recibir el siguiente juego de alineadores.

Notarás pequeños movimientos durante todo el proceso. Tus dientes se irán moviendo gradualmente hasta conseguir una sonrisa equilibrada y sana.

El tratamiento Invisalign encajará simple y fácilmente en tu rutina diaria, sin ningún esfuerzo ni vergüenza. No hay brackets metálicos, por lo que no tienes que preocuparte por irritaciones bucales, ya que los alineadores son fáciles de llevar y te los puedes quitar fácilmente para comer, beber o cepillarte los dientes.

Si no fuese por la notable manera en que Invisalign transforma tu sonrisa, incluso te sería casi imposible darte cuenta de que estás bajo tratamiento. Debido a que los alineadores son transparentes y difíciles de detectar cuando se llevan puestos, te permiten corregir tus dientes sin complejos y, en el caso de que tengas una reunión o evento importante que te preocupe, siempre puedes quitarte los alineadores durante este corto periodo de tiempo.

Una vez que el odontólogo confirma que tu problema se puede corregir a través del sistema Invisalign, creará un plan de tratamiento detallado que determinará cómo cambiarán tus alineadores a lo largo del tratamiento.

Paso a paso hacia la sonrisa perfecta: conforme vayas utilizando los distintos alineadores, que solo te quitarás cuando comas, bebas, te cepilles los dientes o para ocasiones especiales, tus dientes irán moviéndose poco a poco.

No tendrás que esperar a finalizar el tratamiento para ver los cambios en tu sonrisa: puedes empezar a apreciar cambios positivos en fases tempranas del proceso.

Deberás ver a tu odontólogo para que te haga un seguimiento, normalmente sólo una vez cada seis semanas, y puedas evaluar así tus avances. Cuando acabes el tratamiento, lucirás una sonrisa que no sabías que tenías hasta que comenzó el tratamiento Invisalign.

- ¿Existe algún tipo de restricción sobre las cosas que puedo comer durante el tratamiento?

No. Puedes comer lo que quieras mientras estés en tratamiento, puesto que te puedes quitar los alineadores para comer y beber. Por ello, no hay necesidad de restringir el consumo de sus comidas favoritas. Por otro lado, para mantener una higiene adecuada es importante que te cepilles los dientes y utilices hilo dental después de cada comida y antes de volver a ponerte los alineadores.

- ¿Con qué frecuencia hay que llevar los alineadores?

Los alineadores se deben llevar todo el tiempo que dure el tratamiento, excepto cuando comas, te cepilles los dientes y utilices hilo dental.

- ¿Afectan los alineadores el habla?

La gran mayoría de los pacientes dice no verse afectado en la manera de hablar. Sin embargo, hay un periodo de adaptación inicial debido al hecho de tener algo nuevo en la boca.

- ¿Puedo fumar mientras llevo puesto los alineadores?

Se desaconseja fumar llevando los alineadores puestos, ya que es posible que estos se manchen o se decoloren.